CIRUGíA DE LA GLÁNDULA SUBMAXILAR

¿En qué consiste la cirugía de la glándula submaxilar?

La glándula submaxilar está encargada, junto con la glándula parótida y las glándulas sublinguales de la producción de saliva. Está localizada bajo la mandibula, y tiene un tamaño menor al de la parótida, entre 3 y 6cm aproximadamente. Está muy próxima a estructuras vasculares como la arteria y vena facial, e igualmente próxima al nervio lingual que es el encargado de la sensibilidad de la lengua. La saliva generada se vierte a la cavidad oral a través de un conducto (conducto de Wharton) que desemboca muy cerca del llamado “frenillo” de la lengua.

¿A quién va dirigida la cirugía de glándula submaxilar?

La cirugía de la submaxilar suele indicarse en casos de tumores (benignos o malignos), en casos de obstrucción del flujo de saliva o en casos de infecciones e inflamaciones crónicas (sialoadenitis). Es necesario realizar un adecuado estudio previo que puede incluir la realización de pruebas de imagen (como tomografías, resonancias o ecografías) así como analíticas de sangre.

Las 5 preguntas clave para preguntar en la consulta previa

1¿Cuánto dura la intervención?

La cirugía para retirar la submaxilar dura aproximadamente una hora.

2¿Qué tipo de anestesia es necesaria?

Anestesia general

3¿Cuánto tiempo estaré en el hospital?

Por lo general suele ser necesario una estancia corta, de unas 24-48 horas.

4¿Cuándo puedo retornar a mi vida habitual?

Una vez retirados los drenajes se puede hacer una vida relativamente normal. Se recomienda reposo domiciliario durante unos 5-7 días.

5¿Qué ventajas y beneficios tiene ser paciente del Dr. Alberto Candau?

La cirugía de las glándulas salivales es una cirugía muy minuciosa y que precisa de gran destreza, debido a la posibilidad de lesión de estructuras muy importantes como es el nervio facial. Es necesaria una amplia experiencia y conocimiento de los territorios faciales para minimizar este riesgo. Además, es importante sentirse confiado en que el cirujano que va a realizar la cirugía de las glándulas salivales realice una correcta sutura estética de los tejidos para que posteriormente se note lo menos posible. En aquellos casos en los que sea necesario, se pueden realizar técnicas reparadoras, como una infiltración grasa en la celda parotídea para minimizar el resultado de una extirpación glandular.