Mentoplastia

¿En qué consiste la Mentoplastia?

La remodelación de la barbilla, denominada mentoplastia, consigue armonizar el perfil facial. Existen varias técnicas que se pueden emplear, ya sea si lo que queremos es aumentar la proyección del mentón, o disminuirlo.

¿A quién va dirigido?

Cualquier persona que tenga falta de armonía entre la mandibula y el resto de la cara puede consultar para ver si es candidato a una mentoplastia.


Las 5 preguntas clave para preguntar en la consulta previa

1¿Cuánto dura la intervención?

Dependiendo del tipo de procedimiento, entre 1 y 3 horas.

2¿Qué tipo de anestesia es necesaria?

Anestesia local con sedación, o anestesia general, dependiendo del tipo de procedimiento realizado, especialmente en casos donde se realiza conjunta con cirugía ortognática y con rinoplastia.

3¿Cuánto tiempo estaré en el hospital?

Se considera cirugía ambulatoria si se realiza con anestesia local, pudiendo ser necesario un corto ingreso de 24h si precisa de anestesia general ó si se realiza conjuntamente con otros procedimientos.

4¿Cuándo puedo retornar a mi vida habitual?

El mentón puede permanecer inflamado durante bastante tiempo, pero habitualmente se puede hacer una vida relativamente normal a los dos días siguientes. Se recomiendan una serie de cuidados y normas de higiene oral.

5¿Qué ventajas y beneficios tiene ser paciente del Dr. Alberto Candau?

La mentoplastia de aumento puede realizarse implantando prótesis de diversos materiales sobre el hueso del paciente, generalmente a través de una pequeña incisión en la piel bajo la barbilla. Sin embargo, cuando un mentón es muy prominente, la técnica de elección es la mentoplastia de reducción, que se realiza a través de una incisión por dentro de la boca para no dejar cicatrices externas. Estas técnicas que implican realizar cortes y desplazamientos en el hueso, son realizadas de forma muy precisa por los cirujanos orales y maxilofaciales. Ponerse en manos del Dr Alberto Candau es optar por un excelente cirujano maxilofacial con una amplia experiencia y formación en cirugía plástica facial.

Otras consultas sobre la Mentoplastia

¿Dónde se realizará la intervención de Mentoplastia?

La mentoplastia en Córdoba va a realizarse, dependiendo del tipo de técnica realizada, en un ambiente ambulatorio como la Clínica Ventosa&Sanchez o en ambiente hospitalario como en la Clinica BAU. Si usted desea ser atendido en Madrid, el procedimiento de mentoplastia ambulatoria se realizará en la Clínica Mediestetic Madrid y en ambiente hospitalario en el Hospital de la Luz o en el Hospital Virgen de la Paloma. Si desea realizarse una mentoplastia en Málaga, será atendido en la Clínica Benzaquén o en los hospitales El Ángel o QuironSalud Málaga.

¿Qué patologías contraindican la realización de una Mentoplastia o Cirugía de la Barbilla/Mentón?

Dependiendo del deseo del paciente, una mentoplastia de aumento puede realizarse mediante osteotomías (cortes en el hueso), prótesis o mediante rellenos (fillers). La mentoplastia de reducción en cambio sólo puede realizarse mediante osteotomías (cortes en el hueso). Se considera que tener una muy mala higiene oral implica un riesgo aumentado de padecer infecciones en el mentón tras una mentoplastia, especialmente en el caso de las prótesis. La mentoplastia puede ser una solución válida para simetrizar el tercio inferior de la cara de los pacientes que tienen un problema de oclusión dental (ortodoncia) que no desean realizar cirugías ortognáticas o de la articulación temporomandibular.

En fumadores activos, se aconseja un periodo de al menos dos semanas antes y otras dos semanas después de la cirugía de abstinencia absoluta al tabaco, dado el riesgo incrementado de que las suturas no cicatricen por falta de aporte sanguíneo secundario al tabaquismo. De igual modo, es necesario en pacientes diabéticos un periodo de control glucémico adecuado de al menos dos semanas, siendo incluso recomendable alcanzar las cuatro semanas de buen control glucémico.

Los trastornos de la coagulación sanguínea pueden contraindicar la cirugía. En los pacientes que toman antiagregantes o anticoagulantes es habitual necesitar modificar esa medicación, siempre con el conocimiento del médico habitual del paciente, para prevenir riesgo de sangrado. Estos detalles se suelen resolver durante la realización del preoperatorio por parte del equipo de anestesia.

Al tratarse de una cirugía funcional y estética, la mentoplastia se desaconseja en pacientes con enfermedades cardiovasculares graves, enfermedades pulmonares con capacidad vital disminuida, así como en pacientes con alteraciones neurológicas.

¿Qué debería saber antes de la cirugía?

La mentoplastia va encaminada a mejorar el perfil de la cara de los pacientes que tienen una disarmonía (falta de proporción) de la barbilla o mentón con respecto al resto de la cara. En determinadas ocasiones es necesario hacer más grande la barbilla en casos de mandíbulas pequeñas (retrognatia y micrognatia), mientras que en otros casos debemos disminuir su tamaño como en el caso de las mandíbulas grandes (prognatismos).

La cirugía de aumento de mentón, también llamada mentoplastia de aumento, se puede realizar mediante tres técnicas que se presentan a continuación:

  • Osteotomías: Consiste en una incisión que se realiza en la encía mandibular, sin dejar incisiones en la piel, a través de la cual se realiza un corte en el hueso del mentón para posteriormente avanzarlo y fijarlo con unos pequeños tornillos y placas. Suele ser necesario realizarlo bajo anestesia general y es una maniobra habitual en pacientes que se someten a cirugía ortognática (cirugía de apoyo a la ortodoncia). Al modificar el hueso de sitio, una vez cicatrizado, se considera el tratamiento más estable a largo plazo, ya que no es necesario volver a reintervenir ni retirar las placas ni los tornillos (salvo que estos dieran problemas, cosa infrecuente). Además es la que presenta una tasa de infecciones muy baja. Es ideal en pacientes que presentan mentones pequeños, en el contexto de cirugías del macizo facial (cirugía ortognática), en pacientes jóvenes (menores de 30 años). Ofrece como ventaja el no precisar cicatriz externa. Debe realizarse bajo anestesia general. El tiempo medio de la intervención es de 2 horas aproximadamente.
  • Prótesis: Se colocan prótesis de silicona o de otros materiales biocompatibles. Existen dos tipos de protesis: las denominadas “estándar” que se corresponden con perfiles y tamaños predeterminados, que suelen ir bien con la mayoría de los pacientes. Las otras prótesis son denominadas “customizadas” o “a medida”, fabricadas en silicona si se desea una textura más natural, o en metacrilato, PEEK, GoreTex o MedPore que se tallan a la medida del paciente para adaptarse a sus particularidades. Las prótesis, como cualquier prótesis en el organismo, tienen el riesgo de que en su trayectoria de años, puedan generar problemas que obliguen a retirarlas y a sustituirlas. Por lo general las prótesis sólo se retiran si dan algún tipo de problema: hay pacientes que han precisado retirarse a los pocos meses de la colocación, mientras que otros pacientes llevan sus prótesis correctamente colocadas durante incluso más de 10 años. Se colocan a través de una mínima incisión en el pliegue bajo el mentón, apenas apreciable una vez cicatrizado. Se pueden colocar con anestesia local, y en algunos pacientes con una mínima sedación. Está especialmente indicado en pacientes que tengan una muy buena higiene oral, que precisen un aumento de más de 4 milímetros de proyección, sobre todo si son mayores de 30 años y que no sean diabéticos ni fumadores. El tiempo medio de la intervención es de unos 45 minutos aproximadamente.
  • Rellenos (Fillers): Se puede conseguir un aumento de volumen hasta un máximo de 3-4 milímetros infiltrando en el mentón sustancias voluminizadoras como el ácido hialurónico, la hidroxiapatita cálcica (Radiesse®), o incluso rellenos biológicos como la Grasa del propio paciente (autóloga), extraida mediante una pequeña liposucción. Es un procedimiento muy rápido de realizar: el tiempo medio de la intervención en el caso de un hialurónico es de 5 minutos aproximadamente. Si hay que extraer la grasa del paciente, puede demorarse hasta 1 hora aproximadamente. La principal característica de esta técnica es que tiene una duración aproximadamente de unos 6 a 12 meses, precisando posteriormente realizar nuevos tratamientos. Está indicado en pacientes que desearían verse un cambio en su mentón pero que no están convencidos de un procedimiento más estable en el tiempo como las prótesis o las osteotomías. En pacientes jóvenes permite una mejora del aspecto físico muy rápida. A penas tiene riesgo de infección. Está limitada porque sólo nos permite pequeños cambios (retoques) y no grandes cambios.

Recomendaciones previas a la intervención de Mentoplastia

  • Detalle desde la primera consulta cuáles son sus expectativas de mejora en relación a la forma de su cara y cuello.
  • Es necesario realizar visitas frecuentes durante las dos primeras semanas para controlar la evolución de los pacientes.
  • Recuerde la importancia de dejar de fumar previo a la cirugía.
  • Se puede maquillar la cara desde el día siguiente a la intervención, sin impregnar la línea de sutura.
  • Se solicitarán las pruebas necesarias para planificar la intervención quirúrgica.
  • Se detallará la intervención planteada, y se entregará el consentimiento informado para que lo firme.
  • El uso de frío entre 4 y 8 ºC (no inferior) permite una desinflamación más efectiva que el hielo que tradicionalmente se recomendaba. Para ello, llene de agua un guante de látex o un globo común, y métalo en la nevera. Mantenga el frío tanto tiempo como le sea cómodo mantenerlo.
  • Debe realizar alimentación blanda los primeros días, con higiene oral estricta y cepillado frecuente.
  • Si precisó colocar puntos de sutura, estos se retirarán en torno a los 7-10 días.
  • La aparición de cardenales o moratones puede disminuirse empleando cremas con agentes hemolíticos como la crema Arni-K® de SkinClinic-DrCandau.