CIRUGÍA  ESTÉTICA  FACIAL

 

La cirugía estética facial aplica las técnicas de cirugía plástica y reconstructiva que se han desarrollado a lo largo de los años para mejorar y aportar calidad de vida en aquellos pacientes que presentan alteraciones en la cara o el cuello.
Antes de pensar en realizarse una cirugía estética facial, debe responder a estas tres preguntas, que el Dr. Candau realiza a todo paciente antes de empezar a tratarlo: 

1El defecto que quiero corregir, ¿lo veo solo yo, o lo ven mis seres queridos?
Esta pregunta pone de manifiesto que el deseo de corregir la cara es objetivo (cuando los allegados del paciente comparten su apreciación) o subjetivo (el paciente está a disgusto con su nariz, sus labios o sus orejas, pero su entorno cree que no es necesario).
2¿Me siento deprimido/a por el defecto que quiero corregir?
Es importante saber que algunas personas echan la culpa de fracasos y problemas personales a defectos corporales imperceptibles (ej: “tengo problemas en el trabajo por mi nariz”), que no suelen desaparecer tras la cirugía. En estos casos, es importante que el paciente comprenda las limitaciones que los tratamientos estéticos tienen para “subir el ánimo” de las personas.
3¿En qué creo que va a cambiar mi vida cuando corrija el defecto?
La cirugía estética por lo general aplica cambios permanentes en las caras de las personas, por lo que el paciente debe estar convencido del resultado que desea obtener. En casos donde el paciente desee un retoque sin cirugía, que pueda ser reversible, se recomiendan otros tratamientos.