Lipofilling

¿En qué consiste el Lipofilling?

La palabra “lipofilling” significa “relleno con grasa”. En la última década hemos observado las consecuencias de infiltrar materiales de relleno sintéticos en el organismo, apreciando caras desfiguradas y que han perdido la naturalidad. Es por eso que las tendencias actuales llevan a los cirujanos a optar por materiales naturales que garanticen que no van a causar rechazo en el paciente. Así, la grasa del propio paciente de allá donde le sobre, se puede ser extraída de forma mínimamente invasiva, depurarla, y utilizarla como material de relleno allí donde se podría emplear otro relleno cualquiera (como el ácido hialurónico, la hidroxiapatita cálcica, el polimetilmetacrilato, etc). Por tanto, el lipofilling se convierte en la nueva tendencia en la actualidad. Las características de la grasa son extraordinarias, ya que la textura que deja una vez puesta es exactamente la misma que la de la piel donde se injertó. Al ser un tejido del propio paciente, tenemos la tranquilidad que no va a causar rechazo, y además prácticamente todo el mundo tiene “reservas” de grasa suficientes como para poder hacer tantos retoques como se quiera.

Las 5 preguntas clave para preguntar en la consulta previa

1¿Cuánto dura la intervención?

Por lo general, el tratamiento de una cara completa dura 1 hora aproximadamente

2¿Qué tipo de anestesia es necesaria?

Anestesia local en prácticamente todos los casos, salvo que el paciente vaya a realizarse otro procedimiento adicional (es frecuente realizar en el mismo acto la cirugía de los párpados – blefaroplastia y el lipofilling).

3¿Cuánto tiempo estaré en el hospital?

Se considera un tratamiento ambulatorio, por lo que por lo general, el paciente podrá irse a su casa al cabo de dos a tres horas.

4¿Cuándo puedo retornar a mi vida habitual?

Al día siguiente, el paciente puede hacer su vida normal. Se le darán instrucciones sobre cómo debe dormir, alimentarse, curarse y maquillarse caso que lo precise.

5¿Qué ventajas y beneficios tiene ser paciente del Dr. Alberto Candau?

La amplia experiencia del Dr Alberto Candau en la realización de estos procedimientos ha sido recogida en un capítulo del libro “Medicina Estética y Antienvejecimiento” ed Panamericana 2016, que es el libro de referencia para los profesionales de la medicina estética tanto dentro como fuera de nuestro país. Las instalaciones en las que se realiza el lipofilling cuentan con todas las garantías para ofrecer al paciente la seguridad de un procedimiento médico realizado por un especialista. Ponerse en manos del Dr Alberto Candau es optar por un excelente cirujano maxilofacial con una amplia experiencia y formación en cirugía plástica facial

¿A quién va dirigido?

En nuestros protocolos, el paciente que desee resultados a más largo plazo que los que se consiguen con un ácido hialurónico de alta gama (esto es, unos 6 a 9 meses), y aquellos que necesiten para su tratamiento más de 4 cc de relleno, son los candidatos ideales para realizarles un lipofilling.


Otras consultas sobre la intervención de lipofilling facial

¿Dónde se realizará la intervención?

La lipotrasferencia, también llamada lipofilling se suele realizar con anestesia local, no siendo necesario en la mayoría de pacientes ni siquiera sedación. El lipofilling en Córdoba se realiza tanto en la Clínica Ventosa&Sánchez como en la Clínica BAU, ofreciéndoles la máxima garantía y la mejor tecnología para realizar la intervención. Los pacientes que deseen ser intervenidos de lipofilling en Málaga serán tratados en las instalaciones de la Clínica Benzaquén o en el Hospital El Angel. En Madrid, serán atendidos en la Clinica Mediestetic o en los Hospitales de La Luz o Virgen de la Paloma, donde de forma habitual realizamos estas intervenciones.

¿Qué patologías contraindican la realización de una Lipofilling o Lipotrasferencia grasa?

En sí, no hay limitaciones que impidan realizar este tratamiento. Es un procedimiento que no debe realizarse durante el embarazo. Existen, sin embargo, ciertas condicionantes que deben hacernos modificar nuestros protocolos.

En casos donde el paciente tenga una alteración en la pared abdominal, como hernias, eventraciones, evisceraciones, diástasis de rectos abdominales, etc se recomienda que la toma de grasa se realice en un lugar distante a dicha anomalía para evitar interferir con una posible reparación quirúrgica de dicha hernia en el futuro. Del mismo modo, en pacientes con cicatrices previas (cesárea, apendicitis, etc) deberemos alejarnos de las cicatrices para obtener una grasa de mejor calidad.

Con relación al lugar donde vamos a infiltrar la grasa (labios, pómulos, mentón, etc) se debe aconsejar al paciente que deje de fumar al menos dos semanas antes y dos semanas despúes para que la oxigenación de los tejidos mejore la integración de la grasa. Ciertos estudios afirman que la cantidad de grasa que se pierde (no se integra en el tejido) es mayor en pacientes fumadores que en no fumadores.

¿Qué debería saber antes de la cirugía?

A diferencia de lo que algunos pacientes piensan, la utilización de nuestro equipo láser (el denominado LIPOLASER) no está indicado para este procedimiento, dado que la función que tiene es la de “quemar” la grasa, haciéndola inservible para una posterior lipotrasferencia.

Existen tres técnicas diferentes para realizar la purificación de la grasa una vez extraída. Dichas técnicas son:

  • Decantado: Mediante la colocación de los tubos con la grasa en un soporte vertical, se distribuyen en capas tanto los fluidos, la sangre, la grasa propiamente dicha y los ácidos grasos (aceites) que han aparecido como consecuencia de la rotura de la grasa. Es un buen procedimiento, pero precisa de unos 30 minutos de espera. La tasa de éxito que se puede conseguir con esta técnica es un poco menor que con el resto de técnicas que se van a describir
  • Centrifugación: Se trata de la técnica clásica descrita por el Prof. Coleman. Consiste en centrifugar durante un tiempo fijo y unas revoluciones concretas la grasa para obtener una depuración mayor. Se puede realizar en unos 3 minutos. Las tasas de éxito son muy buenas, y está especialmente indicado en pequeñas cantidades de grasa (ideales para un tratamiento facial, por ejemplo)
  • Filtración: Se trata de la utilización de sistemas de filtros estériles que permiten lavar la grasa extraída y posteriormente concentrarla. Es igualmente rápido y sencillo, y permite manejar grandes volúmenes de grasa. Está por tanto especialmente indicado en casos de lipotrasferencias de mayor volumen (como la remodelación de glúteos, o la lipoinyección en mamas).

Por lo general, la zona donante para tomar la grasa será la región inferior del abdomen. En algunos casos, siempre que el paciente así lo solicite, se realiza la extracción de otras zonas que pudieran tener obesidad localizada (muslos, espalda, flancos, cara interna de las rodillas, etc). El puerto de entrada por donde se introduce la cánula mide unos 2 milímetros, y una vez realizada la intervención no suele ser necesario ni siquiera dar puntos de sutura. La grasa tiende a reabsorberse (desaparecer parcialmente) durante la primera semana en un porcentaje que puede oscilar entre un 10 a un 50% dependiendo de numerosas variables. Sin embargo, una vez pasado ese periodo, la grasa que se haya integrado en el tejido se puede considerar que es permanente.

Recomendaciones previas a la intervención de Lipofilling - Lipotransferencia

  • Es importante que tenga una idea acerca de cómo le gustaría verse después de este procedimiento.
  • Recuerde que la grasa siempre experimenta una fase precoz de reabsorción (desaparición parcial) durante la primera semana. Es muy habitual que el tratamiento precise ser realizado en dos fases separadas unos tres meses para conseguir un resultado ideal.
  • Si fuma, intente evitar el tabaco durante dos semanas previas y posteriores al tratamiento.
  • En ciertos casos, se puede contar con un anestesista para que le aplique una sedación suave.
  • La cara podrá ser lavada y maquillada desde el mismo día de la realización del lipofilling
  • Se desaconseja el ejercicio físico intenso durante las dos primeras semanas para evitar la aparición de complicaciones, fundamentalmente a nivel del abdomen.
  • Para disminuir la aparición de hematomas (cardenales) se recomienda el uso de cremas que contengan un alto contenido en árnica, como por ejemplo la crema Arni-K Vitacream® de SkinClinic-DrCandau
  • .